HIMNO A SAN MARCELINO CHAMPAGNAT


De Dios y el mundo gloria,
De la juventud guión:
Cantemos a Champagnat
Hecho un himno el corazón;
Cantemos a Champagnat,
Hecho un himno el corazón.

Champagnat, Champagnat
Cantan los ángeles;
Champagnat, Champagnat,
la tierra canta.
La juventud con entusiasmo surge,
Y la niñez su corazón levanta.
Al contemplarlo, la eclosión de soles
Darle su luz en homenaje intenta;
Y surgen los colegios de Maristas,
Soles también que el resplandor aumentan.

Ciencias, artes y letras, canto inmenso
Que impulso recibío de su virtud;
Hoy resuena en el aire rumbo al cielo
En alas de gallarda juventud.

Conductor y maestro lo ve el mundo,
Sobre campo de eterna primavera,
Y las pléyades van empenachadas
Tras el lienzo inmortal de su bandera.

Fue el Santo, fue el Apóstol y fue el héroe,
Y su gloria es ascendente y sin ocaso.
No hay noches en el alma de sus hijos,
Todo rompe en auroras su paso.
Todo exulta a su nombre:
Cielo y Tierra en Honor a Marcelino Champagnat.
Brillan luceros y las cumbres brillan.
Canta la juventud su himno triunfal.
Brillan luceros y las cumbres brillan,
Canta la juventud su himno, su himno triunfal.

 

Volver al inicio